Fotografía nocturna y el respeto a lo ajeno

Siempre hay la discusión sobre si hay que desvelar las localizaciones de sitios abandonados o no.

Ciertamente, en mi opinión creo que la riqueza de la fotografía reside en compartir los conocimientos.

No es menos cierto que vivimos en una sociedad poco respetuosa con el entorno, lo cual me lleva a pensar que los partidarios del secretismo están en lo cierto…aunque no es menos cierto que lo mejor es concienciar a la gente sobre el respeto a lo ajeno.

Son mayoritarias las veces en que al llegar a un lugar abandonado me encuentro con un sinfín de muestras de vandalismo que no llego a entender. Puedo entender que los habitantes efímeros de estos lugares los usen para hacer fiestas y “raves”, que vayan a follar, que vayan incluso a grafitear como expresión artística o bien como es mi caso a hacer fotografía nocturna…

…lo que no llego a entender son los motivos por los que una vez hecho todo esto la gente no deja el sitio como lo encontró. Si se hace una fiesta se puede recoger la basura generada, si se folla se pueden recoger los preservativos y tirarlos a la basura, si se grafitea se pueden tirar los botes de pintura en el contenedor, y si se va a fotografiar se pueden recoger los papeles de los bocadillos y las botellas o latas de bebida.

Carles Calero

De esta forma, los siguientes usuarios del espacio lo podrían disfrutar más y mejor, y no seria necesario ocultar las localizaciones como si fuera un espacio para el disfrute privado o para la suerte del que lo encuentre primero.

Aparte, mencionar a los tarados que sin motivo ni justificación más allá de su falta de autoestima o de salud mental deciden pagarlo rompiendo mobiliario, cristales, puertas, maquinaria o cualquier cosa que pillen por medio. Que pena de gente.

En fin, os dejo con unas fotografías nocturnas hechas recientemente en un hotel abandonado por Montserrat (Catalunya).

Más fotografías nocturnas >



error: El contendio está protegido...